•  Asociación Extremeña Ganaderos Del Reino

La Comisión Europea (CE) autorizó el abono de un anticipo del 70% de los importes del Pago Básico y del Pago Verde correspondientes a la campaña 2020, a partir del 16 de octubre, para paliar los efectos de la falta de liquidez y de circulante de las explotaciones agrarias, como consecuencia de los problemas derivados de la COVID-19.

España está autorizada a abonar un anticipo del 50% de las líneas de ayudas directas incluidas en el primer pilar de la Política Agraria Común (PAC), a partir de 16 de octubre, siempre que hayan finalizado los oportunos controles establecidos en la legislación vigente.

Sin embargo, en 2020 este anticipo será superior al de una campaña normal, concretamente del 70% como consecuencia de la crisis sin precedentes originada por el COVID-19. También se podrá abonar el 85 % de las ayudas al Desarrollo Rural.

Esperemos que, como viene siendo habitual en campañas anteriores y superando las dificultades administrativas derivadas del COVID-19, la Consejería de Agricultura cumpla con el calendario previsto de pagos, en un año económicamente difícil para el sector agrario.

Según datos del FEGA, a nivel nacional se han presentado 679.129 solicitudes de ayuda PAC para 2020, que afectan a 22.155.401 hectáreas, 48.015 ha más que en la campaña de 2019, continuando, por tanto, con la tendencia que se viene observando en las últimas campañas: es decir, menos explotaciones, pero de mayor dimensión.

 

En Extremadura se presentaron 51.454 solicitudes, para una superficie de 2.681.735 hectáreas.

En 2019 el nivel de prevalencia de rebaños de tuberculosis bovina, a nivel nacional, fue del 1’90%. Esto supone una reducción del 17% con respecto al año 2018. Asimismo, descendió la prevalencia en animales positivos hasta un 0,28% (17.401 animales positivos en 2019).

Estos datos, evidentemente, están muy por debajo de los correspondientes a Extremadura (6,65% en rebaños y 0,38% en animales). Conviene recordar que Extremadura, con 6.213 animales positivos a tuberculosis, representa casi el 36% de los positivos a nivel nacional, mientra que su censo de reproductoras es de solo un 21% del total de España. Ello nos indica que, pese a ir mejorando los datos, se mantiene la gravedad de la situación en relación a la media nacional y a otras Comunidades Autónomas. Entre estas, no obstante, hay todavía también niveles preocupantes de prevalencia de rebaños, como es el caso de Castilla la Mancha (14’94%), Andalucía (7’58%) o La Rioja (6’55%). Únicamente Pontevedra y Canarias están consideradas actualmente como oficialmente libres de la enfermedad en toda España.

En cuanto a la brucelosis bovina, España ya cuenta con 13 Comunidades
Autónomas y 8 provincias oficialmente libres de la enfermedad. Sólo se ha detectado un rebaño positivo a Brucella suis biovar 2 en León en 2019. En abril de 2020, se registró otro caso en Ávila. Se trató de infecciones autolimitantes (que suelen provenir de jabalíes).

A partir de abril de 2021 habrá que declarar los casos de Brucella suis igual que actualmente se están declarando los casos de Brucella abortus.

En relación con la Encefalopatía espongiforme bovina (EEB), según los daos del MAPA, en 2019 se confirmaron 2 casos por cepas atípicas en Galicia y Castilla y León en animales de edad avanzada.

La prevalencia en rebaños (número de explotaciones positivas a la enfermedad frente a las controladas) de Tuberculosis bovina en 2019 ha descendido en Extremadura, respecto al año 2018 (bajando desde un 8,45 % hasta un 6,65 %), descenso que también se ha producido en la mayoría de las comarcas veterinarias en las que la prevalencia al final de 2019 queda como sigue:

  • En la provincia de Badajoz: Azuaga, 7,69 %; Badajoz, 4,97 %; Castuera, 9,09 %; Don Benito, 1,30 %; Herrera del Duque, 9,04 %; Jerez de los Caballeros, 2,95 %; Mérida, 3,98 %; y Zafra, 3,42 %;
  • En la provincia de Cáceres: Cáceres, 3,87 %; Coria, 4,99 %; Logrosán (Zorita), 2,64 %; Navalmoral de la Mata, 15,77 %; Plasencia, 12,94 %; Trujillo, 2,15 %; y Valencia de Alcántara, 18,07 %.

En cuanto a los animales positivos, la prevalencia en Extremadura fue de 0,38% en 2019, con un total de 6.213 animales positivos a tuberculosis.

Por otra parte, la evolución epidemiológica de la brucelosis bovina ha sido muy positiva en los últimos años en nuestra Comunidad. En 2019, Extremadura ha cerrado el año sin ningún foco activo en el que se haya aislado B. abortus, y por tanto con una prevalencia declarada del 0,00 %.

Extremadura ya ha tramitado a las autoridades sanitarias del MAPA y la UE la solicitud para que la provincia de Badajoz sea incluida entre las provincias Oficialmente Indemnes de Brucelosis bovina. Pero además, los datos epidemiológicos del 2019 en la provincia de Cáceres empiezan a justificar la posibilidad de solicitar la inclusión de esta provincia también como Oficialmente Indemne a partir del año que viene si todo se desarrolla de la forma prevista.

El Diario Oficial de Extremadura de 21/08/2020 ha publicado la concesión de la Protección Nacional Transitoria, hasta su reconocimiento en Europa, como Indicación Geográfica Protegida (IGP), a la denominación “Vaca de Extremadura”.

Dicho sello ampara las hembras a partir de los 48 meses de edad y vendrá a cubrir el hueco que dejaba la IGP Ternera de Extremadura en cuanto al rango de edades certificables: Ternera (de 8 a 12 meses), Añojos (de 12 a 16 meses) y Novillas (de 16 a 36 meses).

La nueva certificación con sello europeo de calidad IGP, estará dentro de un nuevo Consejo Regulador que se denominará “Carne de Vacuno de Extremadura”, y que englobará a ambos Pliegos de Calidad, “Ternera de Extremadura” y “Vaca de Extremadura”. Con ello se dará cabida a ambos sellos con una sola estructura.

El objetivo de la IGP Vaca de Extremadura es la protección de la carne fresca y sus despojos, que se comercializa en canal, media canal, cuartos, piezas, fileteada y al corte y que está siendo cada vez más apreciada en el mercado. Cuando se hizo la IGP de ternera, la vaca no tenía el auge de ahora, ni el valor gastronómico ni económico actual. Era más un producto de desecho que de consumo, pero en los últimos años el vacuno mayor está teniendo un tirón importante en la gastronomía, los lomos y solomillos son muy apreciados, y esto permite que estos animales terminen su vida con un plus de calidad final.

El potencial de crecimiento es muy grande en nuestra región, cuyo primer impulso vendrá de las explotaciones ya existentes en la IGP Ternera de Extremadura.

La carne de Vaca es muy apreciada por la hostelería, cuyos solomillos y lomos son muy demandados, aunque también la carne para hacer hamburguesas cada vez tiene más auge entre los consumidores.

“El Encinar de Humienta” es el matadero y comercializador de gran parte del producto amparado por la IGP Ternera de Extremadura y se espera que también de la nueva IGP Vaca de Extremadura. Es importante tener comercializadores que sean capaces de posicionar nuestro producto más allá de nuestro territorio.

Cualquier sello de calidad es bueno para el sector porque reconoce una producción específica de una zona y da prestigio a todas las producciones de vacuno de la región y, además, que sean IGP permite llegar a otros mercados y a muchas grandes superficies que buscan productos de máxima calidad.

Hasta el pasado 6 de agosto se han podido solicitar las ayudas al sector del ovino y caprino, mediante una “declaración responsable” a través de la aplicación ARADO, por el procedimiento de concurrencia competitiva. En la Resolución correspondiente, se asignaba un cierto número de puntos a cada ganadero para priorizar las solicitudes.

Dado el baremo de dicha puntuación, fijado por la Junta de Extremadura, van a quedar perjudicadas un alto porcentaje de las explotaciones ganaderas de ovino y caprino de nuestra región, además de la escasa cuantía de la ayuda prevista.

También en agosto, como a continuación informamos, habrá que solicitar otras ayudas, en este caso del presupuesto de la Junta de Extremadura, aunque detraídas del PDR regional, también suponemos que de escasa cuantía para el posible número de solicitantes, y de las que, como más adelante señalamos, se ha excluido al sector del vacuno de carne, también seriamente afectado por la bajada de precios a causa del COVID-19.

Por otro lado, las ayudas estatales para el sector del porcino ibérico han tenido, al parecer hasta ahora, escasa aceptación por los ganaderos de ibérico.

Destacar por último que la práctica totalidad del presupuesto de estas ayudas es de origen estatal o de la UE, no apreciándose en ningún momento que nuestra Comunidad Autónoma haya aportado dinero propio para la difícil situación de la ganadería extensiva.

Asociación Extremeña Ganaderos del Reino

Avenida de Colón 5, entreplanta C
06001 BADAJOZ
ESPAÑA

CIF G06174064
Teléfono y FAX 924 230 138
Móvil 616 924 439

Formamos parte delogoAPAGExtremaduraAsaja

 

¿Quieres asociarte?

Para asociarse, imprima y rellene el cuestionario adjunto, enviándolo a nuestra dirección.

No dude en llamarnos si tiene cualquier pregunta.

Descarga documento de afiliación