•  Asociación Extremeña Ganaderos Del Reino

El DOE nº 75, de 19 de abril, publica el Decreto 59/2012, de 13 de abril, por el que se establecen las bases reguladoras de las ayudas a la primera instalación de jóvenes agricultores y la convocatoria de ayudas para el ejercicio 2012. Se podrán presentar solicitudes hasta el 31 de diciembre.


 

Hasta el 15 de marzo próximo podrán podarse encinas y alcornoques para ramoneo, según dispone la Resolución publicada en el Diario Oficial de Extremadura de 1 de marzo.

Mediante esta Resolución, la Dirección General de Medio Ambiente atiende la petición realizada por la Asociación Extremeña Ganaderos del Reino, prorrogando, de manera excepcional, la finalización del periodo de poda de encinas y alcornoques en Extremadura para el ramoneo del ganado. 

Las excepcionales condiciones meteorológicas que se están produciendo, con una prolongada ausencia de precipitaciones, han originado un escaso o nulo crecimiento del estrato herbáceo, con lo que el aporte natural de alimentación para el ganado, en estas fechas, se está viendo muy mermado respecto a campañas anteriores.

Por este motivo, desde Ganaderos del Reino, se solicitó una ampliación del periodo de poda para ramoneo, entendiendo que con ello se podría aliviar, aunque fuera mínimamente, la grave situación de la ganadería ante la ausencia de pastos.

Sin embargo, resulta contradictoria la publicación casi simultánea de una Orden de la misma Consejería de Agricultura, por la que se declara “época de peligro medio de incendios forestales” en todas las zonas de Extremadura, prohibiendo expresamente la quema de restos de naturaleza forestal en las dehesas, imposibilitando por tanto la eliminación, mediante este método, de los restos de poda; actuación por otra parte obligatoria.

La situación es cada vez más grave. Según la Agencia Estatal de Meteorología, el trimestre diciembre-febrero ha sido el más seco desde los años 40. La falta de lluvias de los últimos meses, está llevando a la ganadería extremeña y a los cultivos extensivos de secano a una situación muy preocupante.

Finalmente, nos parece además sumamente negativo e injusto que, en estas circunstancias, Agroseguro no haya calificado de “sequía extrema” ninguno de los periodos transcurridos de este invierno, a los efectos del seguro de sequía en pastos.

El pasado día 23 de enero, mantuvimos una entrevista con el Director General de Agricultura y Ganadería de la Junta de Extremadura, en la que se le hizo entrega de un escrito con nuestra opinión sobre una serie de asuntos y problemas relacionados con el sector ganadero. En la conversación se trataron una larga serie de cuestiones de interés general para la ganadería, prometiendo el Director general estudiar las peticiones realizadas.


Las informaciones aparecidas recientemente en diversos medios de comunicación, han creado dudas sobre la obligación de retirar los animales muertos en las explotaciones ganaderas. Por ello queremos aclarar lo siguiente:

El Real Decreto 1632/2011, de 14 de noviembre (BOE nº 284 de 25/11/2011), que regula la alimentación de determinadas especies de fauna silvestre con subproductos animales no destinados al consumo humano, prevé la posibilidad de autorizar el uso de materiales de la categoría 1 consistentes en cuerpos enteros o partes de animales muertos que contengan material especificado de riesgo, para la alimentación de especies necrófagas de interés comunitario, en determinadas explotaciones ganaderas ubicadas en las denominadas zonas de protección, sin la previa recogida de los animales muertos.

A tal efecto, la Junta de Extremadura deberá establecer cuales son las zonas consideradas de protección para la alimentación de especies necrófagas de interés comunitario (buitre leonado, buitre negro, alimoche, quebrantahuesos, águila imperial ibérica, águila real, milano real y milano negro).

Después, deberá identificar las explotaciones ganaderas que, dentro de la zona de protección para la alimentación especies necrófagas de especial interés, cumplan los requisitos establecidos (explotaciones extensivas, programa de vigilancia de las encefalopatías espongiformes bovinas, calificación sanitaria, vigilancia periódica de los veterinarios oficiales).

Una vez autorizada la explotación ganadera, cuando muera un animal habrá que comprobar que en el caso de los rumiantes no padecen la Encefalopatía Espongiforme Transmisible (EET), para ello tendrían que tomar una muestra de los mismos y analizarla (en el caso del bovino se analizarían todos y en el ovino/caprino se analizaría una muestra). El procedimiento completo se detallará en la normativa autonómica.

Además, las explotaciones ganaderas que sean autorizadas deberán llevar un registro con, al menos, la identificación y el peso estimado de los animales muertos que son usados para la alimentación de las especies necrófagas de interés comunitario.

En consecuencia, por el momento no hay cambios y sigue siendo obligatoria la retirada de los animales muertos en la explotación. Habrá que esperar a la publicación de la normativa autonómica para conocer cuales son las explotaciones situadas en las zonas para la alimentación de las especies necrófagas y si este sistema va a ser operativo a nivel de campo.


Las informaciones aparecidas recientemente en diversos medios de comunicación, han creado dudas sobre la obligación de retirar los animales muertos en las explotaciones ganaderas. Por ello queremos aclarar lo siguiente:El Real Decreto 1632/2011, de 14 de noviembre (BOE nº 284 de 25/11/2011), que regula la alimentación de determinadas especies de fauna silvestre con subproductos animales no destinados al consumo humano, prevé la posibilidad de autorizar el uso de materiales de la categoría 1 consistentes en cuerpos enteros o partes de animales muertos que contengan material especificado de riesgo, para la alimentación de especies necrófagas de interés comunitario, en determinadas explotaciones ganaderas ubicadas en las denominadas zonas de protección, sin la previa recogida de los animales muertos.A tal efecto, la Junta de Extremadura deberá establecer cuales son las zonas consideradas de protección para la alimentación de especies necrófagas de interés comunitario (buitre leonado, buitre negro, alimoche, quebrantahuesos, águila imperial ibérica, águila real, milano real y milano negro).Después, deberá identificar las explotaciones ganaderas que, dentro de la zona de protección para la alimentación especies necrófagas de especial interés, cumplan los requisitos establecidos (explotaciones extensivas, programa de vigilancia de las encefalopatías espongiformes bovinas, calificación sanitaria, vigilancia periódica de los veterinarios oficiales).Una vez autorizada la explotación ganadera, cuando muera un animal habrá que comprobar que en el caso de los rumiantes no padecen la Encefalopatía Espongiforme Transmisible (EET), para ello tendrían que tomar una muestra de los mismos y analizarla (en el caso del bovino se analizarían todos y en el ovino/caprino se analizaría una muestra). El procedimiento completo se detallará en la normativa autonómica.Además, las explotaciones ganaderas que sean autorizadas deberán llevar un registro con, al menos, la identificación y el peso estimado de los animales muertos que son usados para la alimentación de las especies necrófagas de interés comunitario.En consecuencia, por el momento no hay cambios y sigue siendo obligatoria la retirada de los animales muertos en la explotación. Habrá que esperar a la publicación de la normativa autonómica para conocer cuales son las explotaciones situadas en las zonas para la alimentación de las especies necrófagas y si este sistema va a ser operativo a nivel de campo.

Asociación Extremeña Ganaderos del Reino

Avenida de Colón 5, entreplanta C
06001 BADAJOZ
ESPAÑA

CIF G06174064
Teléfono y FAX 924 230 138
Móvil 616 924 439

Formamos parte delogoAPAGExtremaduraAsaja

 

¿Quieres asociarte?

Para asociarse, imprima y rellene el cuestionario adjunto, enviándolo a nuestra dirección.

No dude en llamarnos si tiene cualquier pregunta.

Descarga documento de afiliación